Café Huehue: Trabajo, Esfuerzo, Amor, Pasión

En la región montañosa de Huehuetenango el café se cultiva desde hace siglos. Casi un monocultivo, en la zona más adecuada para la cultivación del producto de Guatemala, la planta crece abundantemente, cuidada por miles de agricultores y sus familias. Este producto de calidad absoluta, que es diferente a cualquier otro por su sabor único, es el resultado del compromiso y la pasión de los agricultores y sus familias que llevan a cabo todas las etapas del proceso de producción de forma artesanal, de la misma forma en la que lo hicieron sus antepasados. El café de las tierras altas de Huehuetenango es producido por los agricultores de descendencia Maya que pertenecen a la cooperativa Esquipulas. Los habitantes de la región, descendientes de varias tribus Mayas de distintos idiomas y tradiciones culturales, han sobrevivido a pesar de su histórico aislamiento de la sociedad Guatemalteca y la crisis en los precios del café, gracias a la producción del café artesanal de alta calidad y la diversificación de sus cultivos.

De la tierra de los Mayas, gracias al arduo trabajo de sus herederos, llegan granos de café cosechados y procesados uno por uno para conservar todas sus características y poder ofrecer a los consumidores el excelente café que crece en esta zona de Guatemala.